Published 20:42:00 by with 0 comment

Donde los ángeles no duermen – María Teresa Colominas

María Teresa Colominas, nace el 21 de mayo 1958 fue la primera de dos hermanos, de una familia trabajadora. Ya de pequeña le gustaba escribir, y empezó con pequeños relatos, los cuales leía a su hermano A los 30 años hace su primer viaje a Estados Unidos, en donde a través de un amigo conoce a un hombre el cual le haría mención de una historia vivida por él, la cual sería su novela de gran éxito "Donde los ángeles no duermen", después de una controversia con la familia de los personajes de su novela, por fin puede publicarla, primero en Estados Unidos, después en España, y por último "Donde los ángeles no duermen" llega a México y toda Latinoamérica, en donde es un auténtico Best-seller, con más de 200.000 ejemplares vendidos. Al poco tiempo de publicar su gran éxito, la autora nos sorprende de nuevo con otro Best-seller "Ángeles en el Infierno", de nuevo nos lleva de nuevo al mundo de la política, María Teresa supera su anterior historia consiguiendo en apenas relato narrado y sí muchas conversaciones que se te encoja el corazón con lo que estás leyendo. Empiezas lo que crees una historia de maltratos y terminas con una complicada trama que surge en altos poderes políticos, una trama escondida cuyos planes se truncan al dejar vivo a uno de los niños de los que hacen uso. De algún modo, la autora es capaz de poner en el momento justo una palabra que te hace sentir más emoción por lo que estás leyendo. Esta es una de esas novelas que te lees fácilmente de un tirón. Es increíble de nuevo pensar que esté basada en hechos reales.
Matt Denver, un reconocido abogado ciego que es sometido a tremendas vejaciones a causa de la acusación de una niña. Todo empieza en San Francisco, en un entorno familiar donde el sentido de la justicia es muy estricto. El protagonista es acusado de violación y condenado a diez años en la prisión más dura de Estado. Allí es violado brutalmente y, una vez en libertad, tiene que prostituirse para poder pagar su adicción a la heroína. La crudeza de la narración hace que esta obra vaya dirigida a un lector adulto. Todo lo relatado en esta novela está basado en hechos reales.

Para comenzar   la   sección les presento el libro titulado “Donde los ángeles no duermen” de la autora María Teresa Colominas. Es  la primera    vez  que  tengo el placer  de  leer un libro  de    esta  autora, me  ha   sorprendido  la carga  sentimental   que  encontramos; además   de  presentarnos   página  tras    página   los  sucesos  que   envuelven  a nuestro  protagonista  llamado Matt, desde  luego  conoceremos  el lado   más humano  de   nuestro  protagonista,  donde  una    mentira   hará  que   su vida  de  un giro inesperado, asimismo   tendrá  que  superar  obstáculos  para  salir    adelante por sí mismo, donde  su  esperanza  y  perseverancia  serán    los  primeros   en ser  doblegados  en  el  nuevo  mundo que  conocerá.

En el trascurso de    la historia   Matt, conocerá   a personas que llenarán su    vida de alegría y amargura, asimismo    amigos    que   se volverán parte   fundamental   en su nueva vida, donde    lo más   difícil, será   poder retomar el rumbo de   su propia   vida.
Lo curioso   de nuestro   personaje, es que la autora   represento   a nuestro    protagonista con una discapacidad, pero al final tendrás   la     sensación   de   estar   hablando con una persona común que tiene problemas    como cualquier otro.

Lo lamentable, de la historia es   que se pone a prueba la unión   y la confianza   que tienen los familiares de Matt, en esta situación muy compleja; donde prefirieron    hacer veredictos antes de poder escucharlo.

En conclusión, si estás   buscando   una historia   llena de emociones y melancolía te invitamos a   conocerla más   a fondo.



¡PERFECTO!



¡Comparte  tu opinión con nosotros!

COMPRAR
      

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los libros compartidos son obtenidos gratis; si algún autor esta en contra de compartir su material en nuestro sitio. Por favor
avisarnos para poder retirarlo.

¡La mejor solución es dialogar!